La trampa maestra (fragmento)Michael Frayn

La trampa maestra (fragmento)

"Todo el asunto estaba preparado de principio a fin. La inverosímil búsqueda de mi ayuda, la farsa de la inocencia artística y la inmoralidad económica, la cadena de cuadros para conducirme a la trampa. ¡El anzuelo típico! Utilizar mi propia inmoralidad para atraerme y mi vanidad para cegarme.
El mundo entero se ha convertido en su negativo. Los blancos cegadores se han vuelto negros, y los negros de un blanco transparente. El cuadro también se ha trastocado. Todas las virtudes que le achacaba las veo ahora como debilidades manifiestas, y todos los signos de autenticidad como pruebas de su falsedad. Toda mi sabiduría secreta se ha convertido en imbecilidad pública; mi convicción absoluta, en desconfianza universal. Sí, cuando recuerdo aquel momento de absoluta certeza en que lo vi por primera vez, cuando recuerdo lo que he corrido de biblioteca en biblioteca en pos de su autentificación, siguiendo las pistas falsas que mi supuesta víctima me había dejado, enterrándome cada vez más profundamente en la mentira, se me cae la cara de vergüenza.
Detrás del banco hay apoyadas varias tablas, con bodegones y paisajes más o menos acabados. Mi mirada va de una a otra, buscando Los juerguistas. No es ninguna. Ninguna se le parece ni remotamente. Por ejemplo, todos son mucho más pequeños. Y mucho, mucho más... ¿qué? ¿Cuál es la palabra que busco?
Mucho más burdos. Mucho más de principiante. Mucho más de inepto. ¡Ese hombre no pudo pintarlo!
Recupero lentamente la noción de realidad y el uso de razón. He tenido un ataque de pánico moral. Tony Churt no podría ni falsificar su propia firma, ¿Cómo va a falsificar una pintura del siglo XVI? Si no puede conservar el paisaje que Dios le ha dado, ¿Cómo va a crear otro de la nada? "



El Poder de la Palabra
epdlp.com