Historia de una hacienda africana (fragmento)Olive Schreiner

Historia de una hacienda africana (fragmento)

"Si arrancas un árbol violentamente y lo arrojas por tierra con todas las raíces expuestas al aire? las raíces por las cuales ha bebido la vida durante tantos años?, puede que las hojas se mantengan verdes y la savia corra por los tallos por un tiempo; pero poco a poco, las hojas se marchitan y el árbol muere. Incluso si intentas transplantarlo y lo siembras en un trozo de tierra, si no esparces las raíces en la nueva tierra y la apisonas con cuidado sobre ellas, regándolas en abundancia durante un tiempo, el árbol muere.

Y, entonces, cuando nos arrebataron nuestras antiguas leyes y costumbres, cuando nos dijeron que lo que creíamos correcto era erróneo y que todos nuestros conocimientos eran tonterías y cuando nos obligaron a creerles; cuando no hicieron nada por enseñarnos su sabiduría y su libertad, sentimos desprecio por nosotros mismos y así morimos.

No morimos de pronto: nos fuimos marchitando paulatinamente, como se marchitan las hojas de un árbol desarraigado y se ponen cada vez más amarillas, caen y el viento las lleva de aquí para allá, hasta que se desvanecen. Y así morimos por millones Y las extrañas gentes blancas dijeron: "Veis, es una raza inferior: ¡desaparecen ante nosotros!". "



El Poder de la Palabra
epdlp.com