El amor (fragmento), de El amor es la felicidad del mundoD. H. Lawrence

El amor (fragmento), de El amor es la felicidad del mundo

"He aquí nuestra idea de la inmortalidad, este infinito del amor, el amor universal y triunfante. ¿Y qué es todo ello sino una cárcel y una forma de esclavitud? ¿Qué es la eternidad sino el paso interminable del tiempo? ¿Qué es el infinito sino una progresión interminable a través del espacio? La eternidad, el infinito, nuestras grandes ideas de descanso y llegada, ¿qué son sino ideas de un viaje sin fin? La eternidad es el viaje sin fin a través del tiempo, el infinito es el viaje sin fin a través del espacio; y nada más que eso, lo pongamos como lo pongamos. Y la inmortalidad, ¿qué es, tal y como nos la figuramos, sino la interminable sucesión de lo mismo? Y una sucesión, un vivir para siempre, ese imperecedero para siempre, ¿qué es sino una forma de viajar? Y la asunción de todo un cielo, ese fundirse en uno con Dios, ¿qué es, igualmente, sino una proyección en el infinito? ¿Y cómo puede ser el infinito una forma de llegar a puerto? El infinito nada tiene que ver con la llegada. Cuando conseguimos dar exactamente con lo que significa la palabra Dios para nosotros, la palabra infinito, la palabra inmortalidad, lo que nos queda es un significado de interminable sucesión en la misma línea y en el mismo sentido, el viaje interminable en una misma dirección. Esto es el infinito, viajar interminablemente en una única dirección. Y el Dios del Amor es la idea que tenemos de la progresión hasta el infinito de la fuerza del amor. El infinito no tiene que ver con la idea de llegada. Es tanto un callejón sin salida como el pozo del abismo. ¿Y qué es el infinito del amor sino un callejón sin salida o el pozo del abismo?
El amor es la progresión hacia un objetivo. Es, por lo tanto, el alejamiento del objetivo opuesto. El amor viaja en dirección al cielo. ¿De qué se aleja entonces? Del infierno, ¿Qué hay ahí? El amor es, en última instancia, un polo positivo infinito. ¿Cuál es entonces el polo negativo infinito? El polo positivo infinito y el negativo son lo mismo, dado que solo hay un infinito. ¿Qué puede importar entonces que viajemos en dirección al cielo, hasta el infinito, o en la dirección opuesta, rumbo al infierno, hasta el infinito? Dado que el infinito al que se acaba llegando es el mismo en ambos casos, un infinito de homogeneidad pura, la nada, o el todo, no importa hacia cuál viajemos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com