Los hijos de Arbat (fragmento)Anatoli Rybakov

Los hijos de Arbat (fragmento)

"-Me gustaría saber que es lo que ha entendido exactamente.
-He entendido que carezco de cualquier derecho, que se puede hacer conmigo lo que se quiera. Se me puede juzgar por sabotaje. Se me puede ofender y escupir a la cara. Sin embargo, considero amorales sus reflexiones acerca del sabotaje. Admito que se cometen errores, muchos errores, como he comprobado por mí mismo. Pero que el sabotaje solo sea un invento del Partido, un método de política estatal para represaliar a hombres honrados, no puedo creerlo. Admitir esa posibilidad significaría dejar de creer en el Partido. Y yo creo en el Partido, a despecho de todo lo que me ha ocurrido.
-Eso de Stalin, Vd. no lo ha dicho, ni yo lo he oído. Con toda su nobleza, Sasha tiene usted un punto débil: con los cascotes de su fe intenta componer otra vasija. Pero no lo conseguirá, porque los cascotes solo pueden recomponerse en la misma forma. O vuelve a su fe, o la reniega para siempre. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com