Salida de emergencia (fragmento)Ignazio Silone

Salida de emergencia (fragmento)

"Yo sentía un placer infinito oyéndolo hablar de aquella manera: sentía una paz y una serenidad nuevas. Lo que se me quedó grabado era la tranquila serenidad de su mirada. La luz de sus ojos tenía la bondad de alguien que en la vida ha sufrido pacientemente todo tipo de tribulaciones, y por eso conoce las penas más secretas. En ciertos momentos tenía la impresión de que él veía en mí mucho más claro que yo, que incluso veía en mi futuro. «Quisiera decirte algo que no deberías olvidar», me dijo en un momento dado. «Acuérdate de esto: Dios no está sólo en la iglesia. En el futuro no te faltarán momentos de triste desesperación. Aunque te creas solo y abandonado, no lo estarás. ¡Acuérdate de esto!». Me di cuenta de que sus ojos brillaban por las lágrimas. Nunca había encontrado a una persona adulta que se abriera tan sincera y llanamente con un muchacho. Llegamos a Sanremo hacia mediodía. Por la noche, cuando don Orione tenía que volver a partir, oí que le encargaba a alguien que me buscara, porque quería despedirse, pero yo me escondí. No quise que me viera llorar. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com