Casi un amor (fragmento)Marguerite Radclyffe Hall

Casi un amor (fragmento)

"Joan no comprendió hasta qué punto se había extendido el espacio personal de su madre hasta que compartieron una habitación. No había un solo centímetro para sus cosas en ningún rincón. Los cajones estaban llenos, los armarios, repletos, y sobre el tocador se alineaban frascos y más frascos de medicamentos que, junto con una gran cantidad de fruslerías inútiles, atiborraban el muelle. Y lo descorazonador era que la señora Ogden parecía incapaz de poner el orden necesario. Estaba lejos de tomar a mal la intrusión de Joan; por el contrario, le encantaba que su hija durmiera con ella, y sin embargo, cada nueva sugerencia que implicara la desaparición de algún objeto topaba con su resistencia.
-"¡Oh, eso no, cariño! Me lo regalaron cuando era joven en la India", o "Joan, no cambies de sitio esa cajita lacada. Creía que sabías que estaba en el salón de Chesham". "



El Poder de la Palabra
epdlp.com