A mi amor primeroHristo Botev

A mi amor primero

"Deja esa canción amorosa,
no fluyas en mi corazón veneno, -
soy yo joven, pero juventud no recuerdo,
y si recordara, no remuevo
esto, que yo llegué a odiar
y ante ti con mis pies he pisoteado.

Olvida el tiempo cuando lloraba
para mirada querida y un suspiro:
esclavo fui entonces - cadenas arrastraba,
para una tuya sonrisa
demente yo al mundo despreciaba
mis sentimientos en la cal envolvía!

¡Olvida tú aquellas locuras,
en ese pecho ya amor no ilumina
y tú no puedes despertarlo
allá, donde tristeza profunda reina,
donde todo en heridas cubierto
y corazón maligno en maldad se desenvuelve!

Tú tienes voz hermosa - joven eres,
¿pero oyes cómo el bosque canta?
¿Oyes cómo los pobres lloran?
¡Para esa voz anhela mi alma,
y allí se arrastra el corazón herido,
allí, donde es en sangre hundido!

¡Oh, quita esas palabras veneno!
¡Oye cómo gime bosque y hojarasca,
oye cómo bullen tormentas ancestrales,
cómo ordenan letra tras letra -
cuentos de viejos tiempos
y canciones de nuevos pesares!

Emprende y tu canción de esas,
canta me, moza, a pena,
canta cómo el hermano al hermano vende,
cómo perecen juventud y fuerza,
cómo llora pobre viuda
y cómo sin casa sufren niños péquenos!

¡Canta, o calla, vete!
¡Que mi corazón ya palpita - volará,
volará, en bosques, - vuelve en sí!
Allá, donde tierra gruñe y resuena
de gritos temerosos malignos
y canciones de tumba antes de la muerte.
Allá. allá tormenta rompe ramas,
y espada en laurel las recoge;
boquiabiertos temerosos barrancos,
y chilla en ellos grano de plomo,
y de la muerte la dulce sonrisa esta allá
la fría tumba es dulce descanso.

Eh, esas canciones y esa sonrisa
¿qué voz va a gritármelas, las cante? -
¡Qué sangrienta borrachera yo levante,
de la que el amor enmudece,
y entonces solo yo a cantar emprenderé
a cuanto amo y a cuanto añoro!. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com