Ideología (fragmento)Slavoj Zizek

Ideología (fragmento)

"En la Dialéctica del Iluminismo, Adorno y Horkheimer sostienen que la promesa del Iluminismo de liberar al hombre de su tutela autoimpuesta no puede ser lograda mediante la razón, que es un mero instrumento de autopreservación: “el dominio universal sobre la naturaleza se retuerce contra el mismo sujeto pensante, del cual no queda más que ese mismo, eternamente igual “yo pienso” que debe poder acompañar todas mis representaciones”. Para fundamentar esta tesis, investigan la arqueología psíquica del yo. La historia de Odiseo revela para ellos el punto oscuro en la constitución de la subjetividad occidental: el miedo del yo al “otro” -al que se identifica con la naturaleza- es superado en el curso de la civilización mediante la dominación del otro. Sin embargo, ya que el otro no es completamente extraño, sino que el yo como naturaleza es también otro con respecto a sí mismo, la dominación de la naturaleza sólo puede significar autodominación. El yo homérico, que distingue entre las fuerzas oscuras de la naturaleza y la civilización, expresa el miedo original de la humanidad de ser absorbida por la otredad. El mito, que relata cómo el héroe constituye su identidad reprimiendo la multiplicidad de la naturaleza, también expresa el anverso de esta historia. La humanidad paga por superar el miedo al otro internalizando a la víctima. Odiseo escapa al llamado de las sirenas sólo al someterse a sí mismo voluntariamente a su encanto torturante. El acto de sacrificio escenifica repetidamente la identidad de los humanos con las fuerzas más oscuras de la naturaleza, para permitirles purgar la naturaleza que se encuentra dentro de la humanidad misma. No obstante, como lo muestra la regresión de cultura a barbarie causada por el nacionalsocialismo, el ardid [ List ] de Odiseo, el origen de la ratio occidental, no ha sido capaz de superar el miedo original de la humanidad hacia el otro. El judío es el otro, el extranjero, el que es a la vez humano y subhumano. Mientras que el ardid de Odiseo consiste en un intento de apaciguar la otredad por medio de un acto mimético de volverse como ella -Odiseo ofrece a los cíclopes sangre humana para beber, duerme con Circe, y escucha a las sirenas-, el fascismo, a través de la proyección, convierte al otro en igual a él mismo. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com