La escritora muerta (fragmento)Núria Añó

La escritora muerta (fragmento)

"Anna confiesa a M que observa el paso del tiempo como una serie de grietas donde su vida es un barco a la deriva, en el interior del cual se cuela el agua, lo que provoca que utilice la escritura para reparar este barco. Cuando termina una obra, el agua que parecía asfixiarla vuelve a bajar y durante un breve período navega sin rumbo fijo. Llega un punto en que la misma embarcación le recuerda que hay que volver a sacar el agua. Ella quisiera rebelarse, en cambio, sigue protegiendo esta embarcación, y un día se vuelve la única cosa que funciona. Hay quien aplaude ese montón de papel, allá donde ella sólo ve agua que hay que vaciar y nuevas grietas. Y si finalmente pone punto y final y cree que podría pasar sin esto, es cuando repara en lo poco que ha vivido. Tan simple como mirarse al espejo y saber que ha hecho tarde. Y todo es tan sencillo como esto; quisiera dejar de presionar y no puede. Pues ahora que podría sostener su mano hasta bien entrada la madrugada, es cuando M aparta la suya, como si se hubiese cansado de mantenerla en alto. Es cuando dice: descansa, Anna. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com