Recuerdos de mi niñez (fragmento)Manuel Mindán Manero

Recuerdos de mi niñez (fragmento)

"Juego muy corriente entonces era el de la galdrufa, la peonza y el peón. La galdrufa era un cono de madera dura, de base plana más ancha que la altura del cono, un poco cóncavo por los lados y con un clavo, de los de bellota, clavado perfectamente nivelado en el vértice. Se arrollaba, partiendo desde el clavo un cordel fuerte, y se tiraba con fuerza de un extremo del mismo que quedaba en poder del tirador. La galdrufa se quedaba bailando o reinando en el suelo. El juego podía consistir simplemente en proclamar vencedora la galdrufa que más rato estaba reinando; pero a veces se colocaban monedas en una raya, se cogía reinando en la palma de la mano y se la tiraba contra una moneda para hacerla avanzar hacia la meta. Había algunos tan hábiles que podían coger la galdrufa tres o cuatro veces sin que se parase.
La peonza o trompo tenía forma ovoide, llevaba también clavo y se tiraba con cordel, pero no se prestaba a jugar con monedas como la galdrufa. El peón o pirulo era un cono de madera de boj de una longitud dos veces y media mayor que el diámetro de la base. No llevaba clavo ni se tiraba con cordón, sino que se hacía rodar con los dedos y se le mantenía rodando, dándole con un látigo de mango corto y compuesto de unas trenzas o cintas de trapo. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com