Cuando la peste se propagó por mi ciudadFadwa Touqan

Cuando la peste se propagó por mi ciudad

"Cuando la peste se propagó por mi ciudad,
salí con el pecho descubierto
gritando al viento lo implacable de la tristeza.
Sopla, viento, y tráenos las nubes,
haz que la lluvia caiga
para que purifique el aire de mi ciudad,
para que lave las casas, las montañas y los árboles.
Sopla, viento, y conduce las nubes a nosotros
y que la lluvia caiga, que la lluvia no pare de caer.
Me basta con morir en mi país,
con ser allí enterrada,
con disolverme y anularme allí,
resucitar hierba en su tierra,
renacer flor
que cortará algún niño crecido en mi país,
me basta estar en el regazo de mi patria.
Tierra, árbol, flor. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com