Oscar y Lucinda (fragmento)Peter Carey

Oscar y Lucinda (fragmento)

"Mi tatarabuelo se dirigió corriente arriba por el río Bellinger como un ciego se encamina hacía el pasillo central de Notre Dame. No vio nada. El campo era más frondoso, con historias sagradas antiguas, que las que transportaba en su Biblia de piel suave y lisa. Él ni siquiera imaginó su presencia. Algunas de estas historias eran tan minúsculas como los artrópodos transparentes que vivieron en los charcos bajo los árboles casuarinos del río. Sus historias semejaban parásitos, tan pequeñas que podían habitar un lugar (dentro de las orejas de las semillas de la hierba) y después caminar a través sin notar su presencia. En este paisaje cada roca tenía un nombre, y la mayoría de nombres tenían espíritus, fantasmas y significados. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com