Para Lucasta, al partir a la guerraRichard Lovelace

Para Lucasta, al partir a la guerra

"No me digas, amor, que soy tan cruel
que desde el convento
de tu casto seno y dulce alma
a las armas y a la guerra, escapo.

Verdad es, voy tras un nuevo amor,
el primer enemigo en el campo de batalla;
y con mayor fe abrazo
una espada, un escudo, un corcel.

Pero inconstancia como ésta, es tal
que tu, también la adorarás;
no podría, mi vida, amarte tanto,
si es que al honor no amase más. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com