Manon Lescaut (fragmento)Antoine François Prévost

Manon Lescaut (fragmento)

"No tuve fuerzas para sostener por mas tiempo una conversación cuyas palabras eran otras tantas puñaladas para mi corazón. Me levanté de la mesa, y apenas había dado cuatro pasos por la habitación, cuando caí al suelo desvanecido. Me hicieron recobrar el sentido auxiliándome con presteza. Abrí los ojos para derramaer abundantes lágrimas y la boca para proferir los lamentos más tristes y conmovedores. Mi padre, que siempre me quiso con ternura, desplegó todo su afecto para consolarme. Le oía sin escucharle. Me arrodillé ante él y juntando las manos le conjuré para que me dejara volver a París, con el solo objeto de apuñalar al señor B.
-No- decía yo-, no ha conquistado el corazón de Manon; la ha violentado; la ha seducido con un filtro o con un veneno, tal vez la ha forzado brutalmente. Manon me quiere, ¿acaso no lo se yo de cierto? La habrá amenazado, puñal en mano, para obligarla a abandonarme. ¿Qué cosa no habrá intentado para quitarme una amante tan encantadora? ¡Dios mío! ¡Dios mío! ¿Será posible que Manon me haya traicionado y haya dejado de amarme? "



El Poder de la Palabra
epdlp.com