Historia de la Patria, tomo VII (fragmento)Willem Bilderdijk

Historia de la Patria, tomo VII (fragmento)

"El rey falleció debido a una enfermedad llamada “enfermeded de Luis”, habiendo llegado a los 71 años de edad. Se le asigna en la historia un carácter equivocado. Tenía características excelentes y se dedicó con mucha entrega al florecimienlo de sus Estados. Pero estaba desde su niñez imbuido de dos principios básicos: el carácter absoluto del poder y la inviolabilidad de su deber ante la iglesia, que él concebía como la destrucción de las herejías. Por lo demás era débil de carácter y donde concebía que la entereza era un deber se volvía testarudo. No tenía valor, y por lo tanto, no albergaba la verdadera virtud; tenía, eso sí, buenas inclinaciones, que no llegaban a manifestarse porque carecian de fuerza. ¡Fue un rey que debía haber sido gobernado y no valía para gobernar! Era listo, pero eso justamente le hacía ser desconfiado ya que su juiciosidad se mezclaba con su sentimiento de debilidad y dependencia. Era por lo tanto fácil engañarle y tenerle atado. Su hijo Felipe III, mucho más torpe, le siguió en el trono. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com