Gerundio de Campazas (fragmento)José Francisco de Isla

Gerundio de Campazas (fragmento)

"Había en el lugar un zapatero, truhán de profesión y eterno decidor, a quien llamaban en el pueblo el azote de los predicadores, porque en materia de sermones su voto era el decisivo. En diciendo del predicador “¡Gran pájaro! ¡Pájaro de cuenta!”, bien podía el padre desbarrar a tiros largos; porque tendría seguros los más principales sermones de la villa. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com