Primer poema Jenófanes

Primer poema

"Pues ahora limpio está el suelo y las manos de todos y las copas; uno dispone alrededor coronas trenzadas, otro extiende oloroso perfume en una vasija; una crátera se yergue llena de alegría; hay vino preparado, que dice que nunca faltará, suave, que huele a flores en las vasijas; el incienso exhala en el medio un sagrado aroma, el agua está fría, dulce y limpia, están dispuestos rubios panes y una venerable mesa cargada de abundante queso y miel; el altar de en medio está cubierto por todas partes con flores, canto y alegría conquistan toda la casa. En primer lugar, es necesario que los buenos hombres canten un himno al dios con historias elogiosas y palabras limpias, libando y jactándose éstos de poder hacer lo justo-pues eso es lo más natural-, no hay soberbia en beber cuanto no te impida llegar a casa sin un esclavo, no siendo un anciano; y alabar a aquel de los hombres que bebiendo muestra lo bueno, así la memoria y la medida acerca de la virtud, no ocupándose de batallas de Titanes, ni de Gigantes, ni de Centauros, fábulas de los antepasados, o violentas luchas- nada valioso hay en éstas. Conviene tomar siempre una consideración buena de los dioses. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com