Estudio sobre César Vallejo (fragmento)Miguel Gutiérrez

Estudio sobre César Vallejo (fragmento)

"Cortázar, creo yo, procede de la tradición simbolista-surrealista, de la novela artística, de la literatura fantástica, de una literatura lúdica basada en la imaginación lingüística e imagino que su ideal poético estaría más cerca de la poesía nerudiana, o más precisamente de Octavio Paz. Por los años 50, de un cierto esteticismo Cortázar evoluciona hacia un existencialismo, a partir del cual, ya en los años del boom, fundamentará su apuesta por las revoluciones socialistas en Latinoamérica, posición que mantendrá hasta su muerte. ¿Qué rasgos estéticos o temáticos comparten Vallejo y Cortázar? Aunque proceden de tradiciones literarias distintas y de distintas líneas de pensamiento, existen algunos rasgos comunes que deben tener su fundamento en la universalidad de la literatura y la condición humana. Como lo demostró en Escalas y Fabla salvaje a César no le es ajeno el territorio de lo fantástico cuando surge de estados alucinatorios o demenciales. Mucho antes que Cortázar, en Tr y Contra el secreto profesional Vallejo compuso textos memorables que revelan una asombrosa imaginación lingüística y un gusto por el humor, la ironía y las licencias lúdicas, como lo hizo después con sello propio Cortázar en tantos relatos, como en su delicioso Historia de famas y cronopios. ¿Compartieron César y Julio alguna obsesión? Se me ocurre que ambos estuvieron obsesionados por el reino de lo animal y ambos tienen sus propios bestiarios, de naturaleza más bien realista el de Vallejo, fantástico y pesadillesco el de Cortázar. Y me gusta pensar que a César le fascinaría el Axolotl, ese extraño pez prehistórico del cuento del mismo nombre de Cortázar, y creo que Julio no permanecería indiferente ante la pena de aquel megaterio que aparece en aquella miniatura vallejiana, a la que ya me he referido en este texto. Ciertamente el París de Rayuela no es el París de PH, pero hay una línea en que ambos orbes se encuentran, me refiero a los capítulos en que Horacio Oliveira, después de la desaparición de la Maga, se adentra en la gran noche parisina de los parias, de los mendigos, de los clochards. Por último, aunque llegaron por caminos distintos Vallejo y Cortázar abrazaron el socialismo al que permanecieron fieles hasta la muerte. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com