Máximas, pensamientos, caracteres y anécdotasNicolas Chamfort

Máximas, pensamientos, caracteres y anécdotas

"La ambición prende en las almas pequeñas con mayor facilidad que en las grandes al igual que el fuego incendia la paja con mayor rapidez en las chozas que en los palacios.
El vulgo en absoluto cree en la pureza de ciertas virtudes y ciertos sentimientos; en general, el vulgo no puede alcanzar más que a las ideas básicas.
Existen pocos vicios que impidan a un hombre tener un montón de amigos, cosa que puede ocurrir de tener grandes cualidades.
La sociedad, los círculos, los salones, lo que se llama el mundo, es una pieza miserable, una ópera mala y sin interés, que apenas se sostiene mediante las máquinas y los decorados.
Nadie tiene tantos enemigos en el mundo como un hombre recto, orgulloso y sensible dispuesto a abandonar a las personas ya las cosas por lo que son, más que aceptarlos por lo que aparentan.
Lo que comporta el éxito de buena cantidad de obras es la relación que se establece entre la mediocridad de las ideas del autor y la mediocridad de las ideas del público.
París, ciudad de diversiones, de placeres, etc., donde las cuatro quintas partes de los habitantes mueren de tristeza.
París, singular país, donde son necesarios treinta sueldos para cenar, cuatro francos para tomar el aire; cien luises para lo superfluo dentro de lo necesario y cuatrocientos luises para no tener más que lo necesario en lo superfluo. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com