Himno I, A Zeus (fragmento) Calímaco

Himno I, A Zeus (fragmento)

"Pero “de Zeus proceden los reyes”, pues nada hay más divino que los soberanos, hijos de Zeus. Por ello también te los escogiste como tu lote. Les otorgaste guardar las ciudades, mientras tú ocupas tu puesto en lo más alto de los burgos, como vigía de quienes con juicios torcidos al pueblo oprimen y de quienes, a la contra, lo llevan por buen camino. De opulencia los cubriste, de riqueza en abundancia: a todos, sí, pero no de la misma manera. Parece oportuno concluirlo del caso de nuestro soberano, que muy adelantado anda en excelencia. Lo que es aquél, a la tarde culmina lo que por la mañana idea, a la tarde, sí, las más grandes cosas, y las menores en cuanto las concibe. Los otros unas cosas en un año, otras ni en uno; a otros, en fin, tú mismo les impediste verlas realizadas y quebraste su afán. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com