Examen de ingenios para las ciencias (fragmento)Juan Huarte de San Juan

Examen de ingenios para las ciencias (fragmento)

"Todas las facultades que gobiernan al hombre (naturales, vitales, animales y racionales), cada una pide particular temperamento, para hacer sus obras como conviene, sin hacer perjuicio a las demás. (...) Oh quién entrara hoy día en las escuelas de nuestros tiempos, haciendo cata y cala de los ingenios! ¡A cuántos trocara las ciencias, y a cuántos restituyera de los que por tener corta fortuna están en viles artes arrinconados, cuyos ingenios creó la naturaleza sólo para las letras! Hay ingenios determinados para una ciencia, los cuales para otras son disparatados, y por tanto conviene, antes de que el muchacho se ponga a estudiar, descubrirle la manera de su ingenio, y ver cuál de las ciencias viene bien con su habilidad y hacerle que aprenda. (...) Nos aconseja el mismo Cicerón que no forcejemos contra naturaleza, ni procuremos ser oradores, si ella no lo consiente, porque trabajaremos en vano. Es que todos los actos de virtud puede el hombre ejercitar sin haber en el cuerpo cómodo temperamento, aunque con mucha dificultad y trabajo, si no son los actos de prudencia; porque si un hombre salió imprudentemente de las manos de la naturaleza, sólo Dios lo puede remediar. (...) Tener perfección en todas las potencias que gobiernan al hombre, generativa, nutritiva, irascible y racional, conviene más al rey que a otro artífice ninguno, porque en república bien ordenada había de haber casamenteros que con arte supiesen conocer las calidades de las personas que se habían de casar, para dar a cada hombre la mujer que le corresponde en proporción, y a cada mujer su hombre determinado. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com