Crepúsculo del juevesAlfredo Cazabán Laguna

Crepúsculo del jueves

"Jueves Santo, Andalucía.
Trozo del cielo español.
Son las cinco. Pasa el día.
Muere el sol.
Sólo el crepúsculo alumbra
junto al Castillo, a la Cruz,
y es un telón de penumbra
Jabalcuz.
Y sinuosa se despliega
entre luz y oscuridad,
desde el Cerro hasta la Vega
la ciudad;
ciudad de calles que invocan
piadosas fechas lejanas...
Ciudad donde ahora no tocan
las campanas.
Sagrario en la Catedral...
En un rincón, luces suaves.
Una sombra funeral
en las naves...
Sagrario en la Concepción...
Trinos de canario... En coro
las monjas, en oración.
¡Ascua de oro!
Santa Clara... Florecido
jardín monacal... Sin galas,
el viejo templo escondido...
Sólo se escucha el ruido
de unas alas.
Sagrario en las Hermanitas...
Nota de piedad francesa7.
Blancura de margaritas...
Una mesa.
Santo Domingo. Resaltan
las flores. Cuadros muy ricos.
Templo augusto. Sólo faltan
dominicos.
Las Bernardas9. Allí inspira,
Castilla su fe creciente.
Un niño Jesús nos mira
dulcemente...10
El Sagrario. Un incensario
gigante, de luz y aroma.
Clásico templo. El calvario
vence a Roma!
La luz del día se esfuma
y en la calle es maravilla,
a modo de negra espuma
y de tramados de pluma,
la mantilla.
¡Prenda castiza que eres
en España la que reinas!
¡Dios bendiga a las mujeres
de las peinas!
¡Mantilla y peina... el encanto
de nuestras hembras garbosas.
Yo las hallo el Jueves Santo
más hermosas.
Cuando la tarde desmaya
y se asoman las estrellas,
ellas son vida que estalla,
las andaluzas, tan bellas...
¡Qué importa que el Sol se vaya!
¡Quedan ellas! "



El Poder de la Palabra
epdlp.com