Los reyes malditos (fragmento)Maurice Druon

Los reyes malditos (fragmento)

"Tenía 22 años. Sus cabellos dorados recogidos en largas trenzas formaban dos asas de ánfora a cada lado de su rostro.
La reina escuchaba a una de sus damas francesas, que le leía un poema del duque de Aquitania:
Del amor no puedo hablar, ni siquiera lo conozco porque no tengo el que quiero.
La voz cantarina de la dama de compañía se perdía en aquella sala demasiado grande para que una mujer pudiera vivir dichosa en ella.
Me ha pasado siempre igual, de quien amo no gocé, ni gozo, ni gozaré...
La reina sin amor suspiró.
- ¡Qué palabras tan conmovedoras! - Exclamó. Parecen escritas para mí. ¡Ah! Terminaron los tiempos en que un gran señor como el duque Guillermo demostraba tanta destreza en la poesía como en la guerra. ¿Cuándo me dijisteis que vivió? ¿Hace doscientos años?. Se diría que este poema fue escrito ayer.
Y repitió para sí:
Del amor no puedo hablar, ni siquiera lo conozco.
Permaneció un instante pensativa.
- ¿Prosigo señora? - preguntó la dama con el dedo en la pagina iluminada.
- No, amiga mía - respondió la reina. - Mi alma ya ha llorado bastante por hoy. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com