Los Nibelungos (fragmento)Christian Friedrich Hebbel

Los Nibelungos (fragmento)

"Entonces penetré cierta vez en el templo de las musas, donde las pálidas sombras de los poetas, como la de Ulises, cobran vida merced a ajena sangre. Un murmullo recorrió la sala, al cual sucedió enseguida un sagrado silencio al levantarse el telón y aparecer tú como la vengadora de Kriemhild. No era hijo de Apolo el que te había prestado las palabras, mas éstas, sin embargo, daban en el blanco como si fueran flechas del carcaj que retiñó claramente al caer Tifón ensangrentado. Ruidoso júbilo bramó por todo el recinto cuando tú, con el más terrible tormento en el corazón y horrendos lamentos en los pálidos labios, te adornaste para la segunda noche de bodas; en todas las almas se derretía el último hielo que se derramaba por todos los ojos como ardientes lágrimas. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com