Florante y Laura (fragmento) Balagtas

Florante y Laura (fragmento)

"Érase un sombrío, melancólico bosque,
maraña sin intersticios de espinoso bejuco;
donde con harta fatiga pugnaban los rayos de Febo
por visitar su interior de sobejana espesura.

Gigantescos árboles daban allí
tan sólo apesaramientos, congojas y tristura;
canto todavía de las aves ponía espanto
al ánimo más sereno y regocijado.

Cuantas yedras sarmentosas se enredaban
en las ramas, iban armadas de púas;
y las frutas, afelpadas, picaban
al que se acercaba y las tocaba.

Las flores de los enhiestos árboles,
paramentos salientes de las hojas,
eran negras y armonizaban
con el olor que producía vértigos.

En su mayoría cipreses y bajunas higueras,
cuya sombra abochornaba,
sin frutos y de anchas hojas
que oscurecían el interior del bosque.

Todavía, los animales que aquí pululaban
eran en su mayoría serpientes y basiliscos en abundancia,
hienas y tigres carnívoros, que así devoraban
al hombre como a los de su especie que vencían. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com