Vaticinios, de El bardo de la selva negraVincenzo Monti

Vaticinios, de El bardo de la selva negra

"El tronío de Marte conspiró sobre el
atrofiado mar, atormentado por el perjurio
de Hercínico, el bardo, heredero del espíritu
canta estruendoso, pues amarga es la respuesta y
temido lo arcano.

El valle cristalino desde el meandro de la distancia
se reúne en su pensamiento, las cadenas del poeta son
agradables y descienden al corazón, estéril es el
viaje en el horizonte lejano.

Arduo es el camino que desatan las Furias, muge el
orgulloso e injusto remolino de la guerra, vestida de luto,
ensangrentada se sienta a la diestra de las nubes,
hermanas dolororosas del hombre, cuya virtud es una tristeza desventurada. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com