Pasión y Muerte de Federico García Lorca (fragmento)Ian Gibson

Pasión y Muerte de Federico García Lorca (fragmento)

"Si el poeta adolescente se rebela contra el Dios cristiano, es, sobre todo, porque éste, a diferencia de los dioses de la Grecia antigua no tolera el erotismo y carga con prohibiciones mortales una actividad que debería ser fuente de gozo y de bondad. Para Lorca, sólo una deidad repugnante sería capaz de crear el deseo sexual y luego condenarlo, convirtiéndolo en sufrimiento y angustia. (...) Los escritos tempranos de Lorca dan fe, en resumen, de una angustia sexual que lo atormenta, de un acuciante sentimiento de fracaso amoroso, de una “tristeza nativa” y de un tremendo conflicto entre Dios y Dionisio, entre las necesidades y urgencias de la libido del joven poeta y las fuerzas represeivas puestas en marcha por su formación católica y ahora rechazada. El Lorca adolescente es un alma en pena empeñado, sin embargo, en salvarse a través de su vocación literaria. (..) Lorca no llegaría nunca a resolver plenamente el conflicto entre Dios y Dionisio que le desgarraba. Lo máximo que podía hacer era tratar de vivir con él y, sobre todo, de expresarlo en su obra. Pero en ciertos momentos de su vida ni su arte, ni sus inmensos dones, ni su carisma personal bastarían para salvaguardarlo de depresiones profundas y casi suicidas. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com