La Hija del Castigo (fragmento)Paul Féval

La Hija del Castigo (fragmento)

"Margarita era muy bella. Aquellos que la veían y no conocían su historia, se paraban para mirarla andar a lo largo del agua. Siempre estaba vestida pobremente. Su vestido de tela ordinaria ajustado a la cintura con la ayuda de un trozo de cuerda, le caía tan bien como a otras muchachas la muselina o la seda; sus largos cabellos rubios que caían, desordenados, sobre su espalda púdicamente velada, tenían un cálido reflejo de oro bruñido. Ella iba, alegre y graciosa rozando ligeramente con sus pies desnudos la arena mojada de la playa. Cuando se sentía observada, sus grandes ojos azules, límpidos y dulces, no bajaban ante la mirada del otro. Una sonrisa melancólica asomaba a sus labios. Y enseguida se ponía a cantar con voz suave y triste a la vez, tan triste que el que la escuchaba, lloraba. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com