Cuentos de Levante (fragmento)Rafael Altamira

Cuentos de Levante (fragmento)

"Tú no sabes –exclamó plantándose delante de Matilde-, no sabes lo que esto es para nosotros, hijos de una tierra siempre desfallecida en desmayos de sed, donde ha habido períodos de siete años sin que lloviera ni un solo día. Tú no sabes lo que es ver secarse las viñas, con los pámpanos rojos y abarquillados; como los almendros pierden la hoja y quedan sus ramas, delgadas y negras, dibujándose sobre el fondo limpio y azul del horizonte, semejando esqueletos carbonizados; como las mieses se quiebran y fallan; como las flores se cierran y marchitan y nada queda del campo más que las palmeras briosas y oscilantes, que ni dan sombra ni pan. Si hubieras visto como yo todo esto: las súplicas de toda esta pobre gente a Dios y a los santos, la miseria que aniquila, la emigración al África, que se impone, o las excursiones fatigosas a la Mancha y a la Castilla superior en demanda de trabajo, sabrías la emoción que nos produce ver cubierto, el cielo o tal cual jirón de nube que se agarra a la sierra y encapucha las cimas; la música suave y deliciosa que tiene para nosotros el gotear de la lluvia sobre la tierra, que exhala entonces su olor más agradable y embriagador y el interés con que seguimos el girar de los vientos, que ora nos traen, ora nos llevan el agua. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com