La sandalia de Safo (fragmento)Leopold Von Sacher-Masoch

La sandalia de Safo (fragmento)

"Tras un breve período de tiempo, un tácito entendimiento se ha establecido entre la actriz y su admirador. Al entrar en el escenario su primera mirada era para él. Si una diatriba era especialmente exitosa, la artista no podía evitar un ligero movimiento de cabeza. Cuando, tras la actuación, ella se metía en el coche del teatro de la ciudad, irónicamente llamado el Carro de Tespis, porque el ruido que emitía en la acera se asociaba con los diamantes en bruto de la ciudad antigua, el hombre de Polonia la devoraba con sus ojos ardientes, aunque sólo podía atisbar la punta de su nariz, dado que lo demás se hallaba envuelto en pieles. Una noche que había de representar uno de sus mejores papeles, ella esta sentada y lista para cerrar la puerta, cuando una corona de laureles cayó a sus pies, y el polaco, entre el elenco de espectadores, huyó inmediatamente. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com