Noches florentinas (fragmento)Heinrich Heine

Noches florentinas (fragmento)

"La mayoría de las estatuas estaban parcialmente mutiladas. Recuerdo una Diana en cuya mitad inferior creía ridículamente la oscura hiedra; si no recuerdo mal simbolizaba la abundancia, y en torno a ella florecían lujuriosamente malas hierbas. Sólo era una estatua, a salvo de las ignominias humanas y las asechanzas del tiempo; sin embargo, la diosa de mármol conservaba sus rasgos faciales puros y hermosos y sus nobles pechos. Me asusté cuando los vi, y esta imagen me inspiró una extraña timidez sensual. Quizás a causa de la emoción del corazón, no podía dormir. La luz de la luna penetraba directa a través de los cristales de las ventanas rotas y me atraía la noche de verano. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com