Para Henrich BilderbeckenGeorg Rudolf Weckherlin

Para Henrich Bilderbecken

"Mi cabello de plata se evade
de la imagen del elogio, círculo
vicioso que hurta el corazón del fiel
amante. La palabra es testigo del adulador
arte del mundo que nunca se desvanece. La
vanidad de los océanos del mundo arrostran
mares y vientos de oro plata y seda que se
convierten en nada tras la puesta de sol.
La muerte no es el mar, nada puede decir
de la riqueza, la pompa y el honor.
La muerte humana es libre y eternamente
bella. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com