Flores llorosas en la mente del poetaFrance Preseren

Flores llorosas en la mente del poeta

"En la mente de un poeta se vierten lágrimas
de flores extraídas de mi pecho, completamente
desnudo; mi corazón es un jardín: El amor es
la siembra de tristes elegías largamente
anheladas.

Eres su astro diurno, cuyo resplandor busco
en vano, miope, en todas partes. En el teatro,
en el paseo y en la plaza se deleitan
las bailarinas.

¿Con qué frecuencia a través de la
ciudad con sus ojos vigilantes, vago,
rezando por un destino más amable,
no esquivo, sin embargo, la captura
de resquicio alguno.

Me liberé de mis lágrimas, confinado
a la soledad: Por lo tanto todas esas
canciones que surgen de mi amor vienen
de donde ningún hombre puede encontrar
el sol. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com