La paradoja del amor (fragmento)Pascal Bruckner

La paradoja del amor (fragmento)

"Una misma obsesión afecta tanto a los liberadores del deseo como a los defensores de las buenas costumbres, la de curar. El sentimiento de sus tabúes para unos, la sociedad del hedonismo para los otros. Pero nuestras pasiones siguen rebeldes a la vulgata progresista que amonesta y a la vulgata nostálgica que fustiga; se despliegan, indiferentes al hecho de saber si son morales o están conformes con el sentido de la historia. No nos echaremos atrás sobre los logros del feminismo, pero tampoco terminaremos con la vieja dramaturgia del flechazo, de la pareja, de la fidelidad. El amor no padece ninguna enfermedad, es por completo lo que debe ser en cada instante, con sus abismos y sus esplendores. Sigue siendo esa parte de la existencia que no controlamos, reacia a los alistamientos, refractaria a las ideologías. No lo salvaremos de las heridas que lo afectan, de las exclusiones que practica; sigue siendo impuro, hecho de oro y de barro, un hechizo ambiguo. Elimina la ambigüedad y matarás el hechizo. Hay que conservar de él lo que tiene de bueno, su vitalidad, su poder de tejer vínculos, su aprobación dionisiaca de la vida, a la vez exquisita y dolorosa. Y encontrar en la falta de solución interminable de sus males el encanto de una posible solución. Sabiduría del amor, sacralidad del corazón, trascendencia de la esfera privada, es grande la tentación de anexionar, como en el siglo XVIII este sentimiento al círculo de la razón, del sentido o de la ética. Sin embargo, no hay ninguna necesidad de trenzarle tantos laureles; se defiende muy bien él solo. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com