Las Benévolas (fragmento)Jonathan Littell

Las Benévolas (fragmento)

"Cuando hayamos acabado con los judíos y con la guerra, Birkenau desaparecerá y la tierra volverá a un uso agrario. Pero la industria de Alta Silesia, sobre todo con las pérdidas alemanas del Este, no podrá prescindir de la mano de obra polaca; el campo seguirá siendo vital durante mucho tiempo para controlar a la población.
(...)
Miré con curiosidad a aquel hombre tan rígido y concienzudo que vestía a sus hijos con ropa de niños judíos muertos bajo su responsabilidad. ¿Se le ocurría pensar en eso cuando los miraba? Lo más seguro era que ni se le pasara por las mientes. Su mujer lo tenía cogido por el codo y soltaba carcajadas secas y chillonas. La miré y pensé en su coño, bajo el vestido, anidado en la braga de encaje de una judía joven y bonita a quien había gaseado su marido. La judía y su coño llevaban mucho tiempo incinerados y se había ido como humo a reunirse con las nubes; y sus bragas caras, que seguramente se había puesto especialmente para la deportación ornaban y guardaban ahora el coño de Hedwig Hoss. ¿Se acordaba Hoss de esa judía cuando le quitaba las bragas a su mujer?.
(...)
Allí, bajo la luz del verano, pensaba en aquella decisión que habíamos tomado, en aquella idea extraordinaria de matar a todos los judíos, fueren quienes fueren, jóvenes o viejos, buenos o malos, de destruir el judaísmo destruyendo a quiernes lo portaban en sí, una decisión bautizado con el nombre, bien conocido ya de Solución Final. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com