La casa de la Troya (fragmento)Alejandro Pérez Lugín

La casa de la Troya (fragmento)

"La soleada calle de San Andrés, la bahía amplia y azul; las leiras feraces de la otra orilla; la linda ría de burgo; la imponente majestad del océano; las galerías de la Marina refulgiendo al sol, la torre de Hércules, que se alza casi en el mar como una esperanza o un adiós, el castillo solitario en visión ante la ventanilla de la berlina, fueron despedidas por Gerardo con un sentido suspiro.
(...)
Madrid como París me produce una impresión de soledad que acaba por inspirarme miedo y aviva mis deseos de volver a esta paz. Hay mucha gente pero entre tantas personas se encuentra uno solo, mientras que a aquí en estos pueblos pequeños, y en el campo, en el campo sobre todo, una voz de dolor y de angustia halla siempre un eco y el auxilio y cuando menos, la simpatía de un corazón compasivo. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com