En brazos de la mujer madura (fragmento)Stephen Vizinczey

En brazos de la mujer madura (fragmento)

"Ella se deleitaba en todos los movimientos, o, simplemente, sólo con tocar mis huesos y mi carne. Maya no era de esas mujeres para las que el orgasmo es la única recompesa por una actividad pesada: hacer el amor con ella era consumar una unión, no la masturbación interna de dos desconocidos en una misma cama
(...)
- Te quiero.
- No digas eso - Protestó Paola, perdiendo la alegría. Se subió la manta hasta el cuello, impidiéndome recrearme con su cuerpo-. Me haces sentir en la obligación de decir lo mismo. Y no puedo decir eso. No sería verdad.
- ¡Pues vamos a mentir!
- Si tú puedes mentir, yo no. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com