Raíces nómadas (fragmento)Pius Alibek

Raíces nómadas (fragmento)

"Lara no había nacido todavía y Aya María, mi primera hija, estaba a punto de cumplir los tres años. En la guardería, mezclaba el catalán y el castellano con el arameo y el árabe. Resultaba especialmente gracioso, y a la vez gratificante, sentir como conjugaba verbos arameos y árabes en frases catalanas o castellanas. Lo hacía con la naturalidad de la flor que se abre al rocío. Pero a sus ojos preciosos quedaba, a menudo, una pincelada de desconcierto. No la entendían del todo, y ella tampoco entendía por qué no lo entendían. Yo intentaba explicarle que sus raíces interferían en su presente y la enriquecían. Me preguntaba por los abuelos, y por qué no tenía. Le dije que vivían en un país muy lejano, pero que había un abuelo que nunca la abandonaría y que se llamaba Ximxa, "el dios sol de los asirios". Le regalé un colgante con la figura de Ximxa y, mientras Aya María iba a hacerlo saber a todos sus juguetes, yo me ponía a escribir quién era y de dónde venía su padre. A explicarle por qué le transmitía cosas que la hacían sentir diferente, esperando que, cuando la vida la rapte de su mundo de princesas y mariposas, ella misma pueda decidir quién quiere ser. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com