Elegía a TartuTonu Onnepalu

Elegía a Tartu

"El río se detuvo en la noche
del silencio que desencadenó
el eco de los ánades en la
oscuridad. Una ciudad se levanta
a ambos lados con un cementerio
judío y una catedral. Las ruinas
del tiempo vienen a sus costas.
Todos los idiomas han sido comidos
por el cráneo vacío de los gusanos, los
poetas estonios se perdieron, derruidos
por la locura de Siberia, fiel viuda
de luto. El incienso y el olor de las hojas
es un monumento entero al otoño en que
cae la memoria iniciada en el ahumado
y temprano crepúsculo. Viajes sin sentido a lo
largo de las razas de Tallinn a Tartu, tierras
llenas de desesperanza extranjera. El cielo
estonio se descompone en ruinas, maleza y cerveza,
en polvo y barro incapaz de moverse,
en apatía de eternidad. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com