La cierva doradaYim Guechse

La cierva dorada

"De esta vida frágil y efímera
Esperas siempre algo
Para colmar las horas de dicha

Cierva dorada de mis sueños,
Tu belleza y tu espíritu me embrujan.
Lo sabes muy bien.

Ay, no somos libres
Para saborear los otros deleites de la vida.

Con todo, contemplo tu dulce rostro.
Què bella eres!
Y te adoro sin fin.

Nuestras miradas se encuentran.
Tú sonríes.
Tu corazón, mi corazón golpean en el pecho.

Tu bella cabellera dorada, frondosa,
Sensual como tus labios,
Me hace pensar
En los otros hermosos secretos de tu cuerpo.

Me eres a la vez próxima y lejana,
Próxima en los sueños,
Lejana por un amor de fruto prohibido.

Oh, cierva dorada de mi sueño,
De mi mudo deseo! "



El Poder de la Palabra
epdlp.com