La costa negra (fragmento)Cyriel Buysse

La costa negra (fragmento)

"Y fue algo terrible. Gritos salvajes degeneraron en una confesión indecible que sacudió con aspavientos la cadencia del pavimento en una melodía repugnante. En un momento dado, el policía aceleró el paso y violentamente abrió la puerta, deteniéndose en el umbral, inmóvil, como si quisiera recuperar su sable. Massijn y sus negros corrían mortalmente pálidos y su mirada denotaba un cierto velo de embriaguez, sin provenir sonido alguno, envueltos sus labios en el hálito del terror y en la prominente consternación que provoca toda vida zaherida ferozmente por la multitud que aúlla alrededor como la onda vibrante de un acantilado. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com