El hombre saharauiAriel Ferraro

El hombre saharaui

"Con vestigios de opresión sobre los hombres
y este cansancio secular desnudo.
Voy pisando las dunas abismales
con el fusil alerta en las espaldas

Soy un hombre de arena,
el que lucha sin tregua contra los elementos
y domina el epicentro inhóspito
de esta acabada soledad estruendosa,
donde el silencio es humo que resuena
clamando entre los siglos la identidad en derrumbe.

No salí de mi tierra, ni siquiera en ese entonces,
cuando mares absurdos de erosión y granito
cercenaron praderas y bosques en la anchura.

Se secó el anhelo de los ríos,
se ahorcaron los pájaros de un vértice frío
y la naturaleza trajo viento por agua,
dureza por dulzura, junto al fósil del árbol.

Soy el hombre de arena,
aquel que vio la clara paloma del desierto
naufragar en sus alas, bajo un cielo de espinas.

Soy el hombre de arena,
el beduino de un sueño que reclama a las cosas,
que llegue pronto el día de una justicia cierta
y que el hombre la lleve sin manos de peligro.

Soy el hombre de arena,
el que lleva el machete blandiéndose en la espera
por proclamar el alba del día saharaui. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com