Tres juegos de carnaval (fragmento)Hans Sachs

Tres juegos de carnaval (fragmento)

"El médico. Buenas noches, estaba en Nieden, pero parece que hay un enfermo aquí en Waern que necesita mis cuidados. Oigo la tos de alguien. ¿Hombre o mujer? ¿Quizás afligido por los celos o arrastrado por el vicio del alcohol? La enfermedad ya no es lo que era.
El siervo. Seños hemos pasado una mala noche. Usted no necesita ningún tipo de medicamentos. Acérquese a la puerta y entre, si le parece bien.
El médico. Béndito anfitrión aquél que dice a su huésped lo que necesita y lo que no necesita. ¿Seremos partícipes, entonces, de contraer una gran deuda? Entremos. Aquí yace doliente.
La enferma. ¿Puede ayudarme? Algo se agita en mi interior, pero no puede ser hidropesía. Mi físico es en extremo saludable y ahora el día y la noche pugnan dentro de mí.
El médico. Diría que ya sé lo que sucede.
La enferma. Doctor, ¿cuál es la fuente de mi lamento?
El médico. Turbia y un tanto amarillenta parece estar la zona abdominal.
La enferma. Mi vientre está tan hinchado y duro como los huesos de un cadáver.
El médico. Voy a preparar algo para librarla de la angustia de la muerte. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com