Los terneros (fragmento)Hans Sachs

Los terneros (fragmento)

"La granjera. ¿Qué puedo hacer para despertar de tan prolongado letargo a mi perezoso y disoluto esposo? Todavía ronca, mientras que yo me desperté antes del alba, he cocinado los huevos y ordeñado al ganado. Querría arrojarle una piedra.
El granjero. ¿A qué viene ese ruido? ¿Por qué estás levantada tan de mañana?
La granjera. Pensaba que ni el mismísimo diablo, aunque se estrellara con todas sus asperezas, podría levantarte de esa cama.
El granjero. Querida, Gretchen, me haces reír. Todavía es temprano. Ni siquiera los gallos y gallinas se han despertado de su profundo sueño. ¿Qué iba a hacer a esta hora?
La granjera. ¿Y todavía lo preguntas, truhán? ¿Qué voy a hacer contigo?
El granjero. No puedo hacer todo a la vez. Necesitaría desayunar. Mucho dinero aguarda en el mercado. Quiero domesticar algunos terneros, pero hace muchísimo calor.
La granjera. Haz el favor de sentarte. Añade algo de hierba a la carne y recuerda que cuando sopla el viento, has de dejar que el ganado paste a su libre albedrío; de lo contrario no podrás domesticarlos ni llevarlos al mercado.
El granjero. Lo recordaré. Lo haré bien. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com