Hijos de familia (fragmento)Philippe Hériat

Hijos de familia (fragmento)

"Mi acento, que no es muy pronunciado, les llamó la atención. El más joven me hizo varias preguntas. No podía creer que yo fuera francesa. Cuando le dije que iba a tomar el barco, protestó. Creo que me sentí halagada. Tuve que contestarle sonriendo. Le hablé de mis estudios en la Universidad de Berkeley. Él acababa de terminar los suyos en la de Columbus, cuyo equipo tiene fama. Pero, para pagarse sus cursos, hacía estos trabajos de limpieza. Añadió que, actualmente, componía música de baile, aunque no lograba venderla.
Volvió a tomar la manga de riego y la escoba que, después de haberle permitido cultivar su espíritu, le permitían ahora escribir música. Yo advertí una vez más que los Estados Unidos componen un extraño campo de adiestramiento donde el trabajo manual imita al deporte, a su carácter de juego y a su semidesnudez, mientras el deporte es un trabajo.
Me incliné de nuevo sobre Nueva York, me demoré, siempre atenta a mi reloj, concediéndome quince minutos más, y luego otros cinco minutos. Y, de pronto, comprendí que esa mañana temprana sería uno de mis recuerdos más vivos, tal vez uno de los grandes momentos de mi vida. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com