Moral (fragmento)Ludwig Thoma

Moral (fragmento)

"Dobler.Sí, me sentí desamparado a lo largo de casi todo un año.
Frau Bolland. ¡Desamparado! ¿Cómo sucedió?
Fräulein Koch Pinneberg. Sólo puedo imaginarlo vagando a lo largo de las vías del ferrocarril.
Dobler. Sí. Ustedes creen que pueden imaginar mi situación, habiendo disfrutado de cuatro comidas al día, pero para mí fue diferente. Se los aseguro. Nos abrimos paso desde Basel, a la ribera izquierda o derecha del Rhin, toda vez que nos quedamos sin dinero, tuvimos que vender nuestras últimas posesiones y vivir de las dádivas.
Frau Bolland. [con aire de incomprensión]¿Limosnas? ¿Qué es eso?
Dobler. [con pathos] Para pedir algo de comer, señorita, para disponer de nuestro pan de cada día.
[Todos ellos permanecen en silencio. Sólo la voz del mayordomo que sirve licor puede ser apenas escuchada] ¡Cognac, monsieur! ¡Chartreuse! ¿Champagne?
Beermann. [tomando una copa] Para un hombre de tal refinamiento debió de ser una existencia insoportable.
Dobler. [tomando una copa de coñac que le ofrece el mayordomo] Desagradable. Pero pierdes la sensibilidad. Al principio es muy duro, pero uno aprende. En un día de camino caluroso...cuando te has fatigado -y cada piedra lastima tus pies- aprendes. El polvo que se levanta te ciega -pero tienes que ir en la misma dirección para llegar esa tarde a una pequeña aldea con espirales de humo por encima de los tejados y donde las casas se ven acogedoras- entonces tienes que sostener tu sombrero en la mano y pedir un plato de sopa caliente. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com