Algunas chicas quieren salir (fragmento)Hilary Mantel

Algunas chicas quieren salir (fragmento)

"Vivimos una época de grandes y continuas decisiones. Bajo Juan Pablo II una revolución industrial superó las lindes recorridas por el Vaticano, era una era de producción masiva. Los santos son la vía más rápida para llegar a la cima, y hay gran número de beatificaciones. Es una pena tener todas las virtudes necesarias para la beatificación, pero no para obtener un nombre en el Almanaque Católico. Cuando los bienaventurados se difuminen a una velocidad tal, lo más que podemos esperar es un listado por nacionalidad. Enl os listados actuales hay 103 mártires coreanos, 96 mártires vietnamitas, 122 de la cruenta Guerra Civil española (con otro lote de 45 en remanente), y cien más que han estado dando vueltas desde la Revolución Francesa. Y para el canonizado, el sitio enumera nueve santos para el año 2002, aunque se trata de un considerable retroceso desde los días de gloria de 1988, cuando más de un centenar fuera nombrado.
En virtud de los papas anteriores, se perdía el tiempo a la razón de una o dos canonizaciones al año. Gemma Galgani se convirtió en santa en 1940, en el reinado de Pío XII. Era una promoción rápida para lo que se estilaba en aquella época. Después de una vida miserable, Gemma murió de tuberculosis en 1903, cuando tenía sólo 25 años. Ella es una santa antigua, italiana, pavisa, reprimida, pero dada a las muestras de sufrimiento extravagante-al ayuno público y a la abnegación y exhibición de la carne desgarrada y sangrante. Su comportamiento recuerda las prácticas penitenciales de sus horribes antepasadas medievales y se parecía a la histeria de su propia época, cuyos casos promovieron las carreras de Charcot, Janet, Breuer y Freud. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com