El espíritu de la utopía (fragmento)Ernst Bloch

El espíritu de la utopía (fragmento)

"Sabe -dice un viejo manuscrito del Sohar- que hay una doble vista para todos los mundos. La una muestra su forma exterior. La otra muestra la esencia interior de los mundos, es decir, la sustancia del alma humana. Según esto, hay tambien dos tipos de acción: las obras y las oraciones; las obras tienden a perfeccionar los mundos en cuanto a su aspecto exterior; las oraciones, a lograr que uno de los mundos se contenga en el otro y elevarlo hacia arriba. En tal relación funcional, entre el alivio y el espíritu, el marxismo y la religión, unidos en la voluntad hacia el reino, discurren todos los afluentes hacia su definitivo gran sistema: el alma, el Mesías, el apocalipsis, en cuanto representando el acto del despertar en la totalidad, dan los últimos impulsos de obrar y conocer, forman el a priori de toda política y cultura. Hacia allá vamos a dar color a todo, a acelerarlo y decidirlo; nada está concluso, nada ya cerrado, nada perfecto; es preciso reunir las desunidas partes inferiores, hacer que siga creciendo en la historia nuestra estatura, obligar al estado a acompañar a la comunidad fraterna y, finalmente, a llevar el grano del encuentro consigo mismos a la terrible fiesta de la cosecha apocalíptica: "ahora se refleja en todos nosotros la claridad del Señor, a cara descubierta, seremos transfigurados en la misma imagen, de una claridad a otra, en el espiritu del Señor". Pues somos poderosos; sólo los malos subsisten por su Dios, pero tratándose de los justos, es Dios quien subsiste por ellos, y en sus manos se halla la santificación del nombre y la misma denominación de Dios, quien se mueve e impulsa en nosotros, puerta presagiada, oscurísima pregunta, interior rebosante, que no es algo fáctico, sino un problema, en las manos de nuestra filosofía que conjura a Dios y de la verdad como oración. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com