Losing Nelson (fragmento)Barry Unsworth

Losing Nelson (fragmento)

"Mi primera experiencia con la muerte fue en un domingo por la mañana, durante un paseo en el país. Sobrevino en forma de un conejo enfermo. Yo tenía sólo cinco años, es uno de mis primeros recuerdos. Mi hermano, Monty, estaba con nosotros, él es tres años mayor que yo. Estábamos de paseo por el campo con nuestro padre. Fue en Surrey, donde vivíamos entonces-sucedió dos años después de venir a vivir aquí, a esta casa. Estábamos caminando por un sendero, no muy ancho, de color arcilla. Supongo que no había llovido durante mucho tiempo. Era en campo abierto, cubierto de brezos. He calculado que era domingo, porque normalmente disfrutábamos de ese asueto el último día de la semana, si el tiempo era lo suficientemente bueno, mientras mi madre, sin ayuda alguna, preparaba nuestro merecido almuerzo.
No sé si decir que fuimos nosotros quienes topamos con el conejo o viceversa -venía en la dirección opuesta- ya que saltó lentamente hacia nosotros a lo largo de la orilla del camino, sin parecer inhabilitado en sus facultades, no al principio al menos, aunque sus movimientos eran más pausados de lo que cabría esperar. Cuando estábamos bastante cerca, se detuvo, y vi un bulto pegajoso en sus ojos e imaginé que algo no marchaba bien. Su cabeza era demasiado grande. En el último momento, cuando estábamos casi sobre él, le sobrevino el pánico y se esforzó por huir de nosotros, dejando el camino expedito en un espacio de alrededor de tres metros. Entonces se detuvo de nuevo. Vi ahora que el conejo temblaba. Miré la cara de mi padre, pero no había ninguna expresión en su rostro. Ante nosotros, una cabeza hinchada y ojos supurantes. Entonces mi padre, sin decir palabra, salió del camino, se acercó al conejo, levantó la rodilla derecha y golpeó de frente con fuerza al animal, que se sumió al momento en la oscuridad sin retorno. Luego se limpió a fondo con rapidez su zapato en la hierba. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com