Un corresponsal en la guerra de Troya (fragmento)Fernando Díaz-Plaja

Un corresponsal en la guerra de Troya (fragmento)

"Procuré distraerme hablando con mis compañeros de mesa. Uno llamó mi atención por la forma meditativa en que bajaba la cabeza. Me di cuenta luego de que veía muy poco porque acercaba la comida a los ojos antes de llevarla a la boca. Me dijo que era de Esmirna.
Hablamos, naturalmente, de la guerra. Según él, todo era causado por los dioses. Hablaba de la familia divina como de unos amigos suyos en cuya casa entrara cuando quisiera. Y a juzgar por esas explicaciones, realmente parecía la casa de un vecino cualquiera. ¡Con qué confianza los describía! "



El Poder de la Palabra
epdlp.com